Bienvenidos al hogar de mi alma

La luz sigue encendida

A mi prima Conchi

Siempre hay una luz encendida al fondo del pasillo, en las rendijas de la ventana o en la puerta del horno.

Una luz que solo necesita alimentarse de luz, de alegría y esperanza.

Esa llama inolvidable que se desliza por las hogueras del alma y que se vuelve incandescente e imperecedera.

El latido que ahora ha dejado de ser música para convertirse en eternidad.

La luz sigue encendida.

Gracias por tanto.

Nos veremos pronto.

4 comentarios

  1. Maite

    Hoy más que nunca me llegan tus versos . Un abrazo.

    • Sacra Leal

      Un beso muy grande Maite y, ya sabes, todo mi cariño siempre.

  2. . Noemí

    Siempre hay una luz encendida,no todo el mundo entenderá esto, aún está!!! aunque no la veamos,la sentimos!!!
    Forever and ever

    • Sacra Leal

      ¡Qué verdad tan grande! Y es que una persona así deja un hueco enorme.
      Seguimos con la luz, con la suya propia.
      Besos inmensos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.