Saltar al contenido

DÍA X: Dejo de contar

No, no voy a quitarme la mascarilla. 

No, tampoco voy a romper la frontera de la distancia social.

He prometido dar besos castos y a lo lejos, como quien lanza las cáscaras de almendra al pozo infinito de la infertilidad. 

Pero...  hoy dejo de contar. Los números me abruman, saben a chicle rancio en la boca de un desdentado. A incomprensible fórmula trigonométrica en la mochila de un estudiante despistado. Al arroz quemado en una paella alemana. 

Hoy dejo de contar. Le he dado tantas vueltas a los dedos que los juanetes me están suplicando clemencia. Demasiada presión para un cuerpo solo. Para una mente que está a punto de dejarse bautizar por la Santa Iglesia de los Infieles Locos.

Voy a seguir siendo obediente, lo prometo, pero hoy daré un paso adelante.

Hoy dejo de contar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *