Bienvenidos al hogar de mi alma

DÍA 71: Aprendiendo a volar

A estas alturas es momento de sacar conclusiones, lecturas positivas, pero no ese positivismo de flores pintadas con purpurina, mariposas posadas en jardines de bucolismo vomitivo o corazones entrelazados con flechas flexibles como gominolas de fresa y plátano.

Tampoco me sirven los mensajes divinos, ni los ángeles flotando entre orondas musas que declaman frases de filósofos enamorados de su propio ombligo.

A estas alturas no me sirve casi nada

Sólo quiero aprender a volar.

Soltar lastre y volar. Hoy mismo empiezo.

2 comentarios

  1. Elisa

    Me encanta esta canción. No la conocía. Gracias siempre por tus palabras.

    • Sacra Leal

      Gracias a ti por estar ahí Elisa. La canción, una maravilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.