ODA A LAS AMÉRICAS  (fragmento)

 Américas purísimas,

tierras que los océanos

guardaron

intactas y purpúreas,

siglos de colmenares silenciosos,

pirámides, vasijas,

ríos de ensangrentadas mariposas,

volcanes amarillos

y razas de silencio,

formadoras de cántaros, labradoras de piedra.

(…)

Que tu voz y tus hechos,

América,

se desprendan

de tu cintura verde,

termine

tu amor encarcelado,

restaures el decoro

que te dio nacimiento

y eleves tus espigas sosteniendo

con otros pueblos

la irresistible aurora.

                                   Pablo Neruda

                                   “Odas elementales”