Bienvenidos al hogar de mi alma

Levantarse con la conciencia dormida

Acaba de llegarme el aroma del primer café y la leche empieza a agriarse en la boca de la fantasía. A pesar de que intento vivir en un mundo de lógicos ideales, la realidad me empuja, cada vez más, a refugiarme entre la cuevas íntimas del absurdo.
Quieren despojarme de la luz, del aleteo fluvial de las náyades perdidas y del incesante revoloteo del clavicordio sobre mi memoria de pájaro. Quieren vestirme de gris para darme un lapicero que solo consiga sumar números rojos en el haber de mi sonrisa.
Dentro de un rato, cuando acabe de mojar la magdalena en el último sorbo de láctea energía, voy a iniciar una revolución antes de que sea tarde para vestir lazos, narices rojas y pantalones de cuadros despeluchados.
Antes de que nos inoculen el conformismo, para hacernos levantar con la conciencia dormida.

7 comentarios

  1. capitán garfio

    Es la hora de la lucha, cada día, cada hora, que quien esté con nosotros sepa que no estamos de acuerdo con esta vida que se nos ofrece, que hay que cambiarla, cueste lo que cueste…cuenta conmigo

    • Sacra Leal

      Ahí estaremos, batallando hasta el final.

  2. noah

    Un texto desde la indignaci’on, siempre perfecto Sacra.

    Un abrazo

    • Sacra Leal

      Besos grandes, Noah.

  3. Aurora

    Ay Sacra mía, somos muchos a los que estos días se nos está agriando todo en el estómago. La pregunta que me llevo haciendo desde hace un tiempo es ¿a dónde vamos? porque de dónde venimos lo sé. Venimos de un sueño del que acabamos de despertar, en el que nos creímos esa cosa tan extravagante de los derechos humanos, en el que pensábamos que las personas estaban por encima de cualquier otro interés, en ese sueño no entraba la idea de volver atrás sino seguir avanzando en el bienestar social y, paso a paso ir acabando con la miseria en el planeta, en mi sueño creí en una Europa unida e igual para todos sus habitantes y en ella serían bienvenidos todos aquellos que quisieran vivir con nosotros fueran de donde fueran. Soñaba que mi voto o abstención servía para algo y que con él elegía a mis representantes, pensar que iban a ser los «mercados» los que pusieran y quitaran gobiernos, ni se me ocurría.
    Pero se puede ser más ilusa, más ignorante, pero qué nos habíamos creído, quién nos creíamos ser?? Y volviendo a la pregunta inicial, estos días me retumba en mi cabeza con más fuerza, a dónde vamos, qué será lo próximo, qué más nos queda por ver?? miedito me da, si están pudiendo con cosas que parecían intocables, qué será lo que nos tienen preparado al resto de los mortales. Esperemos que dé la vuelta el aire y ponga otra vez el mundo al derecho.
    En fin Sacra, tú como siempre espléndida y lúcida en tus textos
    Besicos

    • Sacra Leal

      Aurora mía, como siempre tan exactamente lúcida y amorosa.
      Gracias por seguir asomándote a esta casa y por regalarnos tus palabras y tu reflexión.
      Sobreviviremos, a pesar de esta oscuridad que nos envuelve. Nos sobra creatividad y fuerza.
      Besos inmensos.

  4. capitán garfio

    Aurora, hay que seguir luchando, que sepan que no bajaremos la cabeza, que sepan que existimos, que somos…
    lucharemos hasta el final…!!!
    aunque nos cueste la vida…!!!
    un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.