Saltar al contenido

No tengo tiempo para la fe

tocarfondo
La política no es cuestión de creencias ni ilusiones.
Ni el amor tampoco.
No tengo tiempo para la fe.
Ya no me quedan ganas para las complacientes verdades veladas de la esperanza.
El tiempo se me agota.
Se ha terminado el aliento lívido de los ángeles comiéndome la nuca,
de Satán desgarrándome la camisa entre balances inconclusos y presupuestos imposibles.
Ya tengo edad para pedir resultados a mis apuestas emocionales,
a mis sueños decapitados,
a esos votos que han dado voz y nombre a pesar de las revueltas del alma y sus silencios.
Ya voy a pedir responsabilidades.
He dejado todos mis impuestos emocionales a vuestra merced.
La confianza desbordada por las fuentes de mi llanto.
Y ya no sé si el balance, a estas alturas,
ha resultado positivo.
Estoy al borde la bancarrota
y los sueños se han decapitado en el mismo horizonte de la desesperanza.
He tocado el fondo.
Voy a pedir responsabilidades.
Ni el amor ni la política es cuestión de fe.
No tengo tiempo.
Nadie tiempo...ni esperanza vacía.

Publicado el Categorías Cotidiana eternidad

Acerca de Sacra Leal

"Hacedora de versos" (lo que la RAE llama poetisa) ,maceradora de palabras en casi todos los formatos, actriz a ratos, madre en prácticas, ama de casa en contrato indefinidamente temporal... Para saber del curriculum completo peguntar sin vergüenza...Se responde a todo y, de vez en cuando, con la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *