40 AÑOS DE CONSTITUCIÓN: LA REVOLUCIÓN DE LOS ADVERBIOS

Resultado de imagen de constitucion española 1978 40 años
-No es no.
(Hasta que llega un juez y dice que quizás, mejor, sí)
-Jamás llegaremos a un ayer dolorosamente lapidario.
(Hasta que una constitución obsoleta e inamovible proclame que, en efecto, no es no, o tal vez sí)
-La violación, la extorsión y el acoso, acaso, es un delito.
(Hasta que llega una manada, descaradamente aplaudida, y confirma la desvergüenza)
-El ayer se ha convertido en un muerto insurrecto y pluscuamperfecto. Un muerto como todos, silencioso y sin bigote. Mucho más pequeño de lo que era.
(Hasta que llega una voz que retumba bajo la cruz impertérrita sobre una montaña de una historia no resuelta)

Probablemente jamás tendremos suficiente llanto para curar tanta herida.
Para detener la revolución de tanto adverbio desbocado.
Para recuperarnos de esta marcha atrás en la que los perros han dejado de ladrar para lamerse la entrepierna de su victoria.

Después de 40 años yo también necesité reflexionar, cambiar de talla, tintarme las canas y ajustarme la voz, y la palabra, de un futuro que empezaba a latir en mi casa.

Si hace 40 años celebré su llegada, ahora necesito celebrar su resurrección.

Publicado en A quien corresponda | Deja un comentario

IMPERFECTAMENTE PERFECTOS

La vida tiene repentes repentinos, incandescentes e indecentes.
Momentos que apetece olvidar, obviar y enterrar en el último agujero negro del universo estelar.
Palabras que se vuelven hipérboles en la impertérrita magnificencia de la inoportunidad.
Segundos que guillotinan la biografía pluscuamperfecta de unos seres perfectamente imperfectos.

La vida es la eterna sinrazón de una inconsciencia lírica abocada a la indecencia onírica de la promiscuidad.

 

Publicado en Cotidiana eternidad | 2 comentarios

ESTAMOS, SEGUIMOS

 

Resultado de imagen de lucha contra la violencia de genero

No es no.
Sí es sí.
Bueno es bueno.
Malo es malo.
El amor es nuestro motor.
Nuestro motor es el amor.

“No me quieras tanto, quiéreme mejor”

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

SOMOS Y PERSISTIMOS


Entramos en los bares.
Comentamos las noticias.
El rumor de las paredes.
Nos quejamos.
Culpamos, escupimos y arañamos la memoria silenciada por el miedo.
Somos una generación-puente entre una dictadura atroz y una democracia ciega.
Somos el resultado de una historia no resuelta.
La herida sigue supurando.
No me pidáis pasar página.
Somos el eco que todavía resuena más allá del impío temblor de las cunetas.
No estoy preparada para la falsa tolerancia.
Sigo en pie con el dolor artrítico de la esperanza.
El humo sólo es la niebla que adelanta el gozo del mañana.

Publicado en Taller del asombro | Deja un comentario

BATALLAS ABIERTAS


Tengo tantas batallas abiertas en mi vida que ya no sé por dónde empezar.

Tan pronto estoy en Stalingrado, en Waterloo, en el Ebro o en Constantinopla,
como de repente aparezco en las Termopilas, en Berlín, en Trafalgar o Lepanto.

Me aparecen Napoleones, espartanos, reyes imperialistas,
césares o dictadores bajitos y con bigote,
seres del inframundo, de la historia desbocada y persistente.

Acabo de desenfundar la espada, el fusil, la ametralladora y hasta la bomba H.

Soy más peligrosa que el pedo de un político retenido en el intestino bajo de la constitución.

He tocado fondo, de nuevo.
Sigo envejeciendo, afortunadamente.
Seguimos cabalgando, querido Sancho.

Los perros ladran.

Publicado en A quien corresponda | Deja un comentario

SEPTIEMBRE


¿Y si te das cuenta que has equivocado el camino?
¿Y si de repente no has besado suficientes ranas?
¿Y si no hay luz detrás del túnel?
Detrás de la nada siempre hay un septiembre.
Detrás del vacío de la incertidumbre, el vértigo de saber que, quizás,vas a morir mañana.
Mientras tanto…
sigamos cantando.

Publicado en Taller del asombro | 1 comentario

El final del verano


Amigos enterrando los pies en la arena de la playa.
Vecinos quedándose atónitos ante la misa del domingo.
Familia que trabaja o que disfruta de otras fronteras.
El calor.
Una paella.
La indecencia de los años vividos.
El sueño de querer ofrecer y no poder.
El sueño de que septiembre será mejor.
Otoño viene cargado de ilusiones.
No estoy muerta.
(Aunque, a menudo, lo parezca)

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

Estoy preparada


Señor,
estoy preparada para morir.
Creo que ya lo he visto todo, o casi todo.
He sobrevivido a una dictadura, al Sida y a los discursos de Rajoy.
(Los Borbones siguen estando pendientes, pero me temo que me sobrevivirán a mi misma y a toda la humanidad)
Estoy vacunada sobre la intolerancia, el destino y la imbecilidad.
Hoy me han brotado dos canas nuevas y la muela del juicio anda buscando la independencia.
Una puerta nueva se abre.
Entra oxígeno.
Respiro.
Señor,
estoy preparada para vivir.
(Bendita resistencia.)

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

Lo más fácil

Lo más fácil es callar.
Asentir.
Sonreír.
Olvidar.
Bajar la cabeza y dejar que el destino sea la mejor respuesta.
Lo más fácil es dejarse llevar por la corriente.
Por eso muchas hemos elegido lo difícil.

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

El oficio teatral

A Pepe Albert

El oficio teatral es, junto a otros de “dispersa moralidad”, uno de los más antiguos del mundo.
Uno de ellos, ya se imaginarán cual, se realiza en un burdel y el otro sobre un escenario. En ambos casos el único objetivo es ofrecer placer. El placer justo para llenar el estómago, saciar la sed y sentir que nuestra energía se renueva.
Pero, también es cierto que existe una clara diferencia entre ambos: si en el primero el placer es meramente físico y biológico; en el segundo el placer es para la mente, el espíritu y el alma. Todo lo que conforma la verdadera esencia del ser humano.

Hacemos teatro, vivimos el teatro y disfrutamos del teatro porque, en fondo, necesitamos encontrarnos y entendernos en esta vorágine que es la propia vida.
Por eso hay que ser muy valiente para sobrevivir al tránsito de este oficio vistiéndose con la piel, la voz y el alma de vidas ajenas.
Hay que ser muy valiente para ser actor.
Pero, sobre todo, hay que ser muy valiente, y muy generoso, para conseguir que ese mutis por el foro, sea tan perfecto, que conmueva las fibras de nuestro corazón y se manifieste a través de los aplausos. Es ahí donde el teatro cobra vida y encuentra su razón de ser.

Para el Grupo de Teatro de Aulas de la Tercera Edad, y para mí, personalmente, ha sido todo un honor contar con tus consejos, con tus aprobaciones, con tu larga experiencia y, sobre todo, con tu respeto por una labor de la que intentamos aprender día a día.

Gracias Pepe, amigo, por enseñarme tantas cosas.
Gracias, por resistir y persistir.
Te llevo en el corazón. Te quiero.

Publicado en Genio y figura | Deja un comentario