Saltar al contenido

1

sin miedo

No queréis que me moje.
Yo tampoco quiero hacerlo.
Pero mi abuelo me dijo: "el que no se moja no coge peces".
No queréis que me moje.
Hay un gris decrépito cayendo por las venas morales del mundo.
Se ha perdido el romanticismo de los sueños.
El respeto es el vocablo olvidado de todos los diccionarios.
Se está olvidando conjugar el verbo amar.
No queréis que me moje.
Pero mi indiferencia salpicará vuestro silencio.

energia positiva
Vivimos y respiramos.
Hace algún tiempo pienso que el oxígeno debe ser, al fin y al cabo, mi único aliado.
El resto es pasajero, impredecible y, hasta, insoportable en algunas ocasiones.
Los amigos, las filias y las fobias son sólo pellizcos pasajeros que te ofrece este destino caprichoso y, a menudo, antipático.
Vivimos tiempos rarunos.
Vivimos tiempos.
Vivimos.
Y yo los sigo amando, a pesar de todo.