Mañana… nos espera París


Yo soñé un día con Bogart en un aeropuerto.
Con Amelie comiendo frambuesas.
Con Edith Piaf desbordando su vida-alma sobre el pentagrama de su falda infinita.
Yo quería subir a la Torre Eiffel,
besarme al lado del Sena
y aprender la sonrisa de la Mona Lisa,
tan pulcramente desbordada.

Yo quería traspasar la frontera y llegar hasta la bohemia perpetua de los enamorados.
Yo no he ido nunca.
Tampoco lo necesito.
Mañana esa parte enamorada de mi esperanza lo hará por mí.
Yo vivo si tú vives.
Estamos vivas.
Somos futuro.
Nada perece, salvo el desaliento.

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

A tu lado

Hay personas que van y vienen.
Que se solapan con las prisas o se esfuman entre el humo de los días iguales.
Seres humanos que se olvidan.
Animales racionales que se llenan de moho sobre el musgo infecundo de la desidia.
Hay vidas que no deben repetirse y amores que acaban enterrados en el llanto.
Sin embargo,
hay eternidades que se contagian con un beso,
con el nimio aleteo de un abrazo,
con la postrera mirada de un segundo.
Esa es la magia del amor.
Si volviera a nacer, seguiría queriendo estar a tu lado.

Feliz cumpleaños, Sango

Publicado en Genio y figura | 1 comentario

No queda espacio


No queda espacio para la risa.
No queda espacio para el amor.
No queda espacio.
No queda.
No.
Sólo somos el espécimen imperfecto de un barro inventado en el laboratorio de un credo.
Nos ha robado la dignidad,
el silencio y la sonrisa.
Sólo somos el eco desolado
de una muerte que se renueva cada día.
No queda espacio para la risa.
No queda espacio para el amor.
No queda espacio.
No queda.
No.

Foto | Taringa

Publicado en Sindicato Bergerac | Deja un comentario

Bienvenidas y despedidas

Manolo

Va por ti Manolo.
Espéranos.

La vida está llena de imprevisibles idas: bienvenidas y despedidas.
Como la propia existencia que es una pura contradicción.
Tal es la luz como la sombra.
Tal la esperanza como el desaliento.
Tal el latido como la espiración suprema del silencio.
La vida es, siempre,
ese fenómeno que, por cotidiano nos sorprende
hasta que se marcha sin decirnos adiós.

Publicado en Genio y figura | Deja un comentario

El amor en los tiempos sin tiempo

aulas-3a-edad-14-12-2016

Tengo una profesión tan maravillosa y tan voluble que, cada día, se inventa con una denominación nueva.
He dejado de ser, por un día, “Hacedora de versos” para convertirme en “Encontradora de tesoros”.
Pertenezco a esa humanidad que no desiste ante las adversidades,
que se crece ante las negativas,
y se enamora por el simple placer de criar un huracán de mariposas estómago adentro.
Soy miembro de una raza extraña.
Pero no estoy sola.
La vida nos regala amor todos los días.
Sólo es necesario mirar con los ojos despiertos de la esperanza.

cartel-el-amor-en-los-tiempos-sin-tiempo-copia

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

Vivir sin ruido, morir sin muerte

morir-sin-muerte

A Pepe Hernández en su vuelo

¿Tenía que ser hoy, Pepe?
Precisamente hoy que acaban de tomar la primera comunión las salvias del invierno.
Precisamente hoy que se transparenta el horizonte tras las higueras y los almendros desnudos.
Precisamente hoy que las semillas de la luz esperaban tu vuelta
sobre el surco impoluto de la tierra dormida.

¿Tenía que ser hoy, Pepe?
Hoy que hemos planchado las cortinas del viento,
almidonado la esperanza en los fogones,
remendado las perneras a esos intrépidos jilgueros
que aún buscan el aliento primero de la enconada lluvia de esa lejana primavera.

Hace falta mucho amor para regalarlo a manos llenas,
mucha generosidad para vivir sin ruido, sin humo, casi sin espacio.
Es así como te has ido así, en silencio,
llenándolo todo con un paraíso de vida sin muerte.

Espéranos.

Publicado en Genio y figura | Deja un comentario

Érase que se era

erase-una-princesa
Érase una vez una niña que nació princesa con futuro de reina.
Érase una vez una niña que nació princesa con futuro.
Érase una vez una niña que nació princesa.
Érase una vez una niña que nació.
Érase una vez una niña.
Érase una vez.
Érase.
FIN.

Publicado en A quien corresponda | Deja un comentario

Un reinado para mí misma

yo-soy-la-reina
Soy mi reina y lo sé.
Ayer mismo me ajusté la corona, la faja y la memoria.
Me noto el útero suelto y las vértebras descabaladas.
Apenas me quedan muelas y el hígado me suspira como un moribundo sin la extrema unción.
Sin embargo, sé que soy mi reina,
lo percibo en mí misma, en mi memoria,
en el último aliento de este desequilibrio hormonal que me habita.
En este llanto prematuro que, aunque nadie lo entienda,
anuncia una puerta cerrada sobre el torrencial de la infancia,
sobre la fluidez, ya caduca, de mi juventud marchita.
Soy de esas reinas republicanas que viven su exilio con la dignidad enamorada del recuerdo perpetuo
pero que se resisten a la partida definitiva,
al hoyo profundo del último eco.
Soy mi reina y lo sé.
Y domino el paisaje que rodea mi subsistencia.
A veces con el acierto preciso de una diosa magnánima,
otras, la mayoría, como la eterna principiante sobre el trémulo cabalgar de la vida.
Soy mi reina y…
lo sé siempre que no se me olvida.

Publicado en Cotidiana eternidad | Deja un comentario

Poderoso caballero y otras reflexiones para no abdicar

trumph
Definitivamente el dinero está por encima de todo.
Así se explican ciertas decisiones “democráticas” a las que hemos asistido, persistido y desistido en los últimos tiempos:
Gobiernos corruptos, aplaudidos y vitoreados.
Presidentes xenófobos, misóginos, homofóbicos y mal peinados.
Seres mal educados, antipáticos y groseros y, con tan mal gusto que no saben combinar la corbata con la cremallera de la bragueta.
Seres ínfimos, insensibles y despreciables.
Seres que dominan el mundo.
¿Quién les vota?
El dinero está por encima de todo y de todos.
Como diría el maestro Galeano:

Los funcionarios no funcionan.
Los políticos hablan pero no dicen.
Los votantes votan pero no eligen.
Los medios de información desinforman.
Los centros de enseñanza enseñan a ignorar.
Los jueces condenan a las víctimas.
Los militares están en guerra contra sus compatriotas.
Los policías no combaten los crímenes, porque están ocupados en cometerlos.
Las bancarrotas se socializan, las ganancias se privatizan.
Es más libre el dinero que la gente.
La gente está al servicio de las cosas.

Pero también en el siglo XVII el maestro Quevedo se refería a lo mismo.

Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
….
Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

¿Hemos entrado en un bucle monetario del que no podemos salir?
¿En una democracia fingida tan cómoda como antipática?
¿En una decadencia tan evidente que ya no queremos ni reconocerla?

Publicado en A quien corresponda | Deja un comentario

Días especiales (y también espaciales)

ID:72654400

ID:72654400


Tú dirás lo que quieras, MariLu, pero desde que hemos cumplido los cincuenta la vida nos ha dado la vuelta.
La menstruación ha cambiado de nombre y ahora se llama menopausia, eso sí, con los mismos apellidos: “no-me-aguanto-ni-yo”; y “ya-podéis-iros-a-…” (la educación no se pierde, con más o menos años en los ovarios).
Hoy es lunes y tengo mucho para celebrar.
Celebrar que estoy viva, por ejemplo.
Que es otoño y huele a lluvia, y a hojas ocres, y a castañas.
Celebrar que amo y me siento amada.
Celebrar que, en mi casa, llegamos a fin de mes y nos sobra para un fin de semana en la luz de nuestra imaginación.
Celebrar que vivo en un país podrido en el mismo fondo de sus raíces gubernamentales, pero que con mi voz sigo construyendo atalayas desde las que ver el futuro con los ojos de la esperanza a la vez que mi mano izquierda sigue empuñando la espada.
Soy pasional, Marilu, ya me conoces,y muy loca, y bastante incosciente, así que no es extraño que tenga estos días especiales, también espaciales, en los que sigo pensando que la vida merece la pena, pese a todo y todos.

Publicado en Cotidiana eternidad | 2 comentarios