Bienvenidos al hogar de mi alma

Poetisas: Patricia Fernández-Pacheco

 

IMPERDIBLE

Llámame a la hora que sea.
Cuando dije he puesto a tu nombre
todos los años en adelante,
quise decir eso mismo:
Alértame la calma en todas tus formas,
hiéreme con tus promesas,
no tengas miedo.

Así no vengas,
no es necesario decirte
que siempre te espero.

de «Manual para acróbatas» 
Ediciones Torremozas

4 comentarios

  1. juana

    Así no vengas,
    no es necesario decirte
    que siempre te espero.

    ¡Me encanta! es una paradoja, porque al final ¡siempre te espero! …. muchos besos

    • Sacra Leal

      Si es que la poesía nos salva de tantos enigmas… Un besito Juana.

  2. Noah

    Que buen final, Sacra.

    Haces música con las palabras

    • Sacra Leal

      Este poema no es mío, Noah. Es de Patricia Fernández-Pacheco.
      Un saludo.

Responder a Sacra Leal Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.