SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

Bienvenidos al hogar de mi alma

Página 3 de 99

ROSALÍA DE CASTRO CUMPLE 187 AÑOS

Yo no sé lo que busco eternamente
en la tierra, en el aire y en el cielo;
yo no sé lo que busco; pero es algo
que perdí no sé cuándo y que no encuentro,
aun cuando sueñe que invisible habita
en todo cuanto toco y cuanto veo.
Felicidad, no he de volver a hallarte
en la tierra, en el aire, ni en el cielo,
¡aun cuando sé que existes
y no eres vano sueño!

TIEMPO DETENIDO

Aquí se queda el tiempo,

levitando en siniestras volutas de humo enamorado,

renaciendo desde la aurora boreal de la desidia,

acampanándose en las arterias infructuosas del olvido.

Se detiene aquí, halo ínfimo,

en la santidad impertérrita del latido

con su eterno caos migratorio de beso detenido.

Porque somos, en la efervescencia breve del llanto,

el acontecimiento casual que sigue amando, a pesar de todo.

2010

85 AÑOS SIN ANTONIO MACHADO

Huye del triste amor, amor pacato,
sin peligro, sin venda ni aventura,
que espera del amor prenda segura,
porque en amor locura es lo sensato.

Ese que el pecho esquiva al niño ciego
y blasfemó del fuego de la vida,
de una brasa pensada, y no encendida,
quiere ceniza que le guarde el fuego.

Y ceniza hallará, no de su llama,
cuando descubra el torpe desvarío
que pedía, sin flor, fruto en la rama.

Con negra llave el aposento frío
de su tiempo abrirá. ¡Desierta cama,
y turbio espejo y corazón vacío!

TODO LO QUE NO SE DICE

Todo lo que no se dice se queda temblando en los enjambres del azafrán, en la mimética hoja del orégano, en la persistente raíz del tomillo que busca el sur perfecto de una brújula enamorada del viento en su imperfecta cordura.

Todo lo que no se dice hiberna en el furor de las cañerías agridulces, en la dualidad de los guantes enhebrados con la lana de la distancia, en las alfombrillas tenaces de los coches sin rumbo que inventan rutas hacia el norte de la luz.

Todo lo que no se dice acaba oculto en los baúles de la tristeza, como leves pinzamientos en las vértebras del miedo, como caústicos sollozos que buscaran la muerte sobre las fosas vacías de huesos y besos, frente al tétrico holocausto de los abrazos inventados.

Todo lo que no se dice, amor: jirones de naufragio sobre los caudales secos de la memoria.

2011

« Entradas anteriores Entradas siguientes »