Bienvenidos al hogar de mi alma

Hace tiempo

Hace tiempo que no escribo.
Hace tiempo que no me siento a mirarme el ombligo.
Hace tiempo que no me peino la memoria.
Hace tiempo que vivimos con el salario infra-mínimo.
Hace tiempo que espero que la dignidad se pasee por mi puerta.
Hace tiempo que espero.
Hace tiempo que hace tiempo.

Y, a pesar de todo, pervivo.
Gracias, vida, por ser tan generosa.
Algún día te devolveré mi aliento con la misma moneda.

1 comentario

  1. Ana Blasfuemia

    Precioso mensaje, por su dosis de generosidad, no sólo a la vida, sino también a quienes te hemos leído.

    Y precioso también el «sandwich», la imagen superior y la gran Celia Cruz y su I will survive en el inferior.

    Un abrazo

Responder a Ana Blasfuemia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.