Una adolescente, una vecina loca y una menopausia galopante

lo que queda por venir
Ya lo dijo uno de esos filósofos del siglo XXI:
«la vida es un videojuego que cada nivel con el que te encuentras es peor que el anterior».
¡Qué razón tienes Mario-Socrates-Bros!
A diferencia del resto de mortales, y de algún que otro difunto, yo estaba deseando que acabaran las vacaciones (las vacaciones de los otros, por supuesto);
y rezando estoy porque se acaben los calores (los externos y los internos… los propios y los ajenos)
Si hoy tuviera que pedir tres deseos, frente a la hipnótica lámpara de Aladino, lo tendría bien claro:

  • Que a mi hija el tiempo la dejara así de espléndida, inocentemente enamorada, vigorosamente despierta, sensualmente imaginativa y titánicamente inconformista.
  • Que a mi vecina la barriera un maremoto de cordura.
  • Y que este declive de mujer, galopando cuesta abajo, termine pronto.

Estas han sido mis patéticas vacaciones de verano pero supongo que, como en los videojuegos, lo peor está por venir.

Acerca de Sacra Leal

"Hacedora de versos" (lo que la RAE llama poetisa) ,maceradora de palabras en casi todos los formatos, actriz a ratos, madre en prácticas, ama de casa en contrato indefinidamente temporal... Para saber del curriculum completo peguntar sin vergüenza...Se responde a todo y, de vez en cuando, con la verdad.
Esta entrada fue publicada en Cotidiana eternidad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una adolescente, una vecina loca y una menopausia galopante

  1. Maite Pagán dijo:

    A tu hija el tiempo la pondrá mas esplendida todavia.
    Los calores internos acaban
    Del maremoto de cordura ve olvidandote.
    Feliz final de verano !!!!!

  2. Sacra Leal dijo:

    Jejeje… ¡Cuánta razón tienes, amiga!
    Un beso!!

  3. Juan Pablo Matas Balibrea dijo:

    En el título te falta poner un perro hiperactivo,jeje

  4. Sacra Leal dijo:

    ¡¡Es verdad!!
    Pero a él le dedicaría casi una trilogía (mira, y me ha salido un pareado)
    Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *